PLEBISCITO: CHILE EN UN PUNTO DE QUIEBRE

Si se concreta la opción del Apruebo –según indican las encuestas- significará la elección de una vía institucional para resolver la falta de acuerdos y consensos que el país necesita en esta nueva etapa. Eso generará que la discusión por una nueva Constitución sea representativa de la ciudadanía, en un proceso plenamente legitimado electoralmente y con reglas que deben ser concordadas por todos los sectores. En tal sentido, esto se transformaría en una derrota para las visiones polares, representadas tanto por la violencia como mecanismo de cambios social, como por la resistencia a todo cambio.