CHILE ENTRÓ A “MODO ELECTORAL”

Comunicación y Territorio

CHILE ENTRÓ A “MODO ELECTORAL”

Nº4, 2020, Segunda Quincena de Agosto

  • Con la aprobación en el Congreso de la Reforma que dota al SERVEL de facultades para tomar medidas sanitarias que garanticen un plebiscito seguro, se da inicio institucional pleno a una dinámica electoral que acompañará al Gobierno hasta el fin de su Mandato.
  • Cuando la Autoridad de Salud muestra cifras crecientemente positivas respecto de la pandemia del Coronavirus en Chile, el debate está centrado en si habrá o no, al 25 de octubre, condiciones para un ejercicio electoral ampliamente participativo.
  • El desconfinamiento y la reapertura de la actividad económica se han traducido en peligrosas aglomeraciones a las puertas de tiendas, malls o en diversos organismos y empresas donde las personas esperan efectuar trámites. 

EL ESCENARIO

Breve fue la paz que instaló el cambio de gabinete que reordenó a la coalición, al Comité Político y que desactivó el campo minado que estaba enfrentado Chile Vamos en su interior y con el Gobierno. Así como el ingreso al Ejecutivo de rostros emblemáticos de las distintas posiciones que cohabitan en Chile Vamos logró apaciguar las aguas al interior del oficialismo, fue esta misma operación la que no tardó en activar las diferencias que estaban en desarrollo en los partidos, ahora en La Moneda. Las distintas posturas que se expresaron en la semana sobre el Apruebo o el Rechazo y la discusión sobre la legitimidad o no de que los ministros manifestaran sus preferencias, reinstaló la discusión de la prescindencia que ya estaba zanjada.

Con el paso de los meses, se ha hecho evidente que hay un sector del oficialismo que implementa un diseño basado en tres aristas. La primera, se refiere a la conveniencia de realizar el plebiscito en las actuales circunstancias o, en su defecto, aplazarlo para otra fecha. El segundo punto es la “seguridad” para la realización de dicha consulta nacional. Se refiere a la renovación del Estado de Emergencia que vence antes del 18 de septiembre y sobre la necesidad de considerar la situación sanitaria que se enfrente en esa fecha. Lo último es el nivel de participación en el proceso y la discusión de cuan representativo sería su resultado dependiendo del porcentaje de votantes que acuda a las urnas.  Ahora, si la consulta se transforma en una realidad inaplazable para el 25 de octubre, juntar el máximo de votos posible para el Rechazo, para así acumular un porcentaje que maximice su despliegue en el debate posterior de la nueva Constitución.

Aun cuando el Presidente Piñera haya señalado la necesidad de que el Gobierno mantenga una prescindencia que otorgue garantías a todos, lo cierto es que el peso político específico de los nuevos integrantes del gabinete les da un vuelo propio muy complejo de subordinar para el Ejecutivo. Además, lo que se juega el 25 de octubre, tanto para los defensores de la actual Constitución como para quienes abogan por una Nueva Carta Fundamental, resulta de tal trascendencia que, en la medida que se vayan acortando los tiempos, solo se puede esperar una mayor tensión, lo cual sin duda tendría efectos para el ya complejo liderazgo del Mandatario.

¿El punto de inflexión?

En lo que se refiere a la situación económica, la contracción en un inédito 14,1% del Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre del año en curso fue informado por el Banco Central hace pocos días. Esta cifra, la peor desde 1986 en nuestro país, desnuda los efectos de la paralización de gran parte de la actividad económica como consecuencia de las medidas sanitarias para controlar el COVID19. En tanto, el consumo de los hogares cayó 22,4%, lo cual se explica tanto por las dificultades para acceder a bienes de consumo como por el fuerte deterioro de los ingresos y el aumento de la cesantía. Respecto de este último punto, según un estudio efectuado por el Centro de Encuestas y Centro de Estudios Longitudinales de la Universidad Católica, si bien la tasa de desempleo para julio pasado fue de 10,8% a nivel nacional, si se consideran las 1,3 millones de personas inactivas que esperan salir a buscar trabajo una vez atenuada la crisis sanitaria y también a los trabajadores adscritos a la Ley de Protección del Empleo, la tasa real de desempleo sería de un 31%. En otras palabras, 2,3 millones de puestos de trabajo se han perdido en Chile en el último año, el equivalente al 25% de las plazas, utilizando como referencia los datos del INE. No obstante las dramáticas cifras, el Ministro de Economía, Lucas Palacios, señaló que “En el inicio del tercer trimestre estamos viendo un punto de inflexión, estamos viendo la luz al final del túnel y eso nos tiene que llenar de optimismo”. Mas cauto, El Ministro de Hacienda, Ignacio Briones, declaró que “Vamos a seguir viendo números negativos, seamos claros”, aunque agregó que “Van a ser probablemente de un orden de magnitud menor”. El jefe de la billetera fiscal expresó que se espera que, a partir del cuarto trimestre, se comiencen a ver números más positivos, para ya en el 2021 tener un despegue importante. Sin embargo, el Secretario de Estado fue enfático en reiterar que el desafío será “colosal” en materia de empleo. El Gobierno, entretanto, junto con el comienzo de la reapertura del comercio y el desconfinamiento de parte del territorio nacional, anunció un Plan de Reactivación Económica que incluye inversiones en OOPP por 34 mil millones de dólares. Este Plan, según lo señalado por el Ministro de la Cartera, Alfredo Moreno, contempla 2.544 proyectos de infraestructura que significarán la creación de unos 250 mil nuevos empleos.

“Paso a Paso”

El plan gubernamental para dar inicio por etapas a una reapertura de las actividades económicas condicionada a la situación sanitaria que muestra cada comuna a nivel nacional, no logra aunar criterios. Organismos como Espacio Público criticaron duramente dicha estrategia que consideraron una “ruleta rusa”. Lo cierto es que la ciudadanía ha ido paulatinamente perdiendo el temor inicial al contagio (solo un 56% dice estar preocupado, según la última encuesta Cadem).

En lo que pudo ser un problema mayor, rápidamente debió retroceder el General de Carabineros, Mario Rozas, en su decisión de rebautizar la Academia Policial con el nombre del General Rodolfo Stange. La iniciativa desató gran controversia por tratarse de un ex integrante de la Junta Militar quien, además, según declaró el diputado (PS) Leonardo Soto, “protegió asesinos en el caso degollados y se negó a renunciar ante el Presidente Frei”.  En cualquier caso, el tema puede seguir en desarrollo, por lo expresado por el Presidente Piñera respecto de que tanto el nuevo nombramiento de la Academia como la decisión de revertir dicha iniciativa estuvo siempre en manos del General Rozas. Esto vuelve a relativizar la necesaria subordinación de las policías al poder civil.

PROYECCIONES

  1. A poco más de dos meses de la realización del plebiscito para una Nueva Constitución parece de principal importancia la búsqueda de todo tipo de garantías para la realización de una exitosa consulta nacional. Lo razonable es que los actores políticos concentren el debate -en este acotado tiempo- en explicar a la ciudadanía lo que se juega en dicha elección, así como el significado de una opción o la otra. En un contexto de una crisis sanitaria todavía en desarrollo, cuando nadie puede dar garantías absolutas de nada, lo responsable parece ser echar mano a esa tradición republicana centenaria del país. Como lo indica la experiencia político-cultural de Chile, el curso natural del proceso que se avecina probablemente será concentrarse en informar, planificar, garantizar al máximo las condiciones de votación y buscar una gran participación ciudadana.
  2. Su mejor momento parecen estar viviendo las AFPs tras el pago del 10% de los ahorros previsionales a sus afiliados. Una gestión rápida, transparente y expedita, además de una vocería proactiva y cercana –con algunas excepciones- lograron traducirse en un giro importante en la evaluación de las personas respecto de este sistema de ahorro para sus jubilaciones. Un ejercicio extraordinario por la pandemia, permitió que los trabajadores constatarán que esos dineros están allí y que efectivamente les pertenecen. Lo anterior pone una nota distinta para la próxima discusión de la Reforma de Pensiones.
  3. En el ámbito económico, contrario a todos los pronósticos de diversos analistas y a los alarmantes vaticinios de sectores del oficialismo sobre las negativas consecuencias que tendría el retiro del 10% de los fondos de AFPs, lo cierto es que el Ministro de Economía, Lucas Palacios, terminó por reconocer un impacto positivo de este ejercicio para la reactivación económica. Ello, porque la mayor liquidez entre los consumidores aumentó de forma importante la demanda en alimentos, vestuario y tecnología. Esto también fue destacado por el Gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago, George Lever, quien señaló que, aun cuando no se cuenta con cifras oficiales todavía, el efecto “es tan relevante que mejorará las cifras del comercio hasta prácticamente nivelarlas, al igual que el crecimiento del PIB”.  El alto ejecutivo estimo que, si bien este será un efecto transitorio “una inyección de US$ 8 mil millones en consumo de bienes podría dar cerca de 7 puntos de crecimiento para el año al comercio”.
  4. La forma en que el gobierno resolvió el conflicto con Celestino Cordova, es una señal del camino que se debe adoptar para el tratamiento de este conflicto. Aún cuando diversas voces se alzaron desde Chile Vamos para criticar el Acuerdo alcanzado por el Gobierno con el Machi que impidió su huelga seca luego de 107 días de huelga de hambre, se generó una pausa necesaria en una disputa que venía en peligroso ascenso de polaridad. El documento firmado entre el machi -condenado por el asesinato del matrimonio Luchsinger MacKay- y el Ministro de Justicia establece un aumentó de 15 a 30 horas del tiempo que podrá permanecer en su Rewe para efectuar ceremonias y la posibilidad de postular a cumplir el resto de su pena en Centros de Educación y Trabajo.
  5. A 21 días del 11 de septiembre, que será la primera conmemoración de esta fecha después del estallido social, lo que corresponde a todos los actores políticos e institucionales es instalar un clima de menor confrontación y la búsqueda de acuerdos en torno al complejo itinerario electoral que se aproxima. Por tal razón, parece necesario un mayor celo gubernamental con organismos como las policías que, en decisiones como la asumida por el General Rozas, sólo incorporan factores de división, muy lejos de lo que se requiere en efemérides como la señalada.

Know How Chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *